Del poemario En los cafés de la luna

00:00
00:00
  • Música de Ambiente 00:00

Valoración Global

0
(0)

Ventana nocturna

Unos pies descalzos,
un par de minutos
y los hilos de la debilidad
cayendo del hondo cielo…

La misma piedra,
el mismo techo,
y cuatro calles iluminadas
bajo el universo.

No duermo si respiro tu olvido,
desde mi fría ventana de alquiler.
Absurda noche equivocada
que arroja con acento amargo
el placer de sentirte,
de amarte en la ausencia crítica,
desde el vacío anodino
de un cuerpo errante.

Tres minutos más,
¡más tiempo! ¡más distancia!
¡más cristales rotos en el alma!

Ni una palabra solitaria
en la luz amarillenta
que exhalan las lámparas.
Ni un sorbo de inquietud.
Ni un lugar extraño.

Miro y busco en el turbio
momento tu brillo desértico,
tu duna libre de razones,
donde mis huellas se borraron
con cada suspiro ajeno.

Mi ventana nocturna,
¡mi delirio! ¡mi pena! ¡mi duelo!
mi deseo de encontrarte
en la baldía existencia,
enredada en cualquier sueño,
desde el faro que mis ojos lanzan,
atrapados, entre cuatro maderos huecos…

Miguel F. Martín

Capítulo -Amando gravemente [Tránsito para el olvido]

Editorial - Atlantis (2011)

Indicanos tu Valoración

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp