Del poemario En los cafés de la luna

00:00
00:00
  • Las ropas del alma 00:00

Valoración Global

5
(1)

Las ropas del alma

Amaneció y me vestí…lentamente,
como cada mañana que imagino
que todo puede ser diferente.
Con mi camisa de ondulado humo,
mi bufanda de incoloro viento,
mis pantalones de húmeda niebla,
y mis zapatos de agua clara.

Me puse mis mejores promesas.
La mirada más brillante y profunda.
El corazón que uso cuando me enamoro.
El alma de los días esperanzados.
La sonrisa de la lejana infancia.
Las manos más tiernas que tuve,
y la tranquilidad de las catedrales.

Y la luna dormida me prestó su calma,
y el sol su piel bruna iluminada.
De las flores su perfume nocturno,
y del mar su leve balada oceánica.

Era mi voz un sueño esta mañana.
Mis labios una secreta ensenada.
Mi estirpe la inocencia de un niño,
y mi razón un prado entre la nada.

Ahora me desvisto en el crepúsculo
y tan sólo una cosa me preocupa…
donde guardar mis ropas del alma,
las que no tienen más forma
que un sendero invisible sobre el agua…

Miguel F. Martín

Capítulo -Vidas de náufrago [Pasajes de lo advertido]

Editorial - Atlantis (2011)

Indicanos tu Valoración

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Ir arriba