Del poemario En los cafés de la luna

Reproducir vídeo
00:00
00:00
  • En el ángulo del camino 00:00

Valoración Global

0
(0)

En el ángulo del camino

En el ángulo del camino te espero impaciente,
informe, invisible, especulando universos.

En el ángulo del camino me gritarás pidiendo,
necesitando, suplicando ecuaciones voraces.

Y querrás que no me mueva, que no te usurpe,
que no deje mi rastro ni en las blancas paredes,
ni en tu inmaculado suelo de desilusiones.

En el ángulo terráqueo que me dejas, querrás
que no te ofenda con mi virtud insaciable,
que sólo mis palabras te sorprendan y no mi rostro.

Me pedirás sublimes pensamientos anónimos,
burbujas de sangre y lodos que fluyan perpetuos,
insondables mundos de algodones vacíos.

En el ángulo del camino, apartado y sombrío,
ocultarás mi presencia con tu frío olvido,
porque en tu cielo no cabrán mis esquivas razones.

Negarás entonces mi humana existencia,
imaginarás que no te presiento cuando llegas,
que no me muevo en cada ángulo y te espero,
que no recojo lo que tu dejas y olvidas cada noche.

Y esperarás que en cada sorbo te pronuncie,
que llene tus muros con mis puertas azules,
que grite por ti en las noches estrelladas,
que retumbe mi voz entre el humo que inhalas…

En el ángulo que no ves, bajo el inhóspito deseo,
una pluma y un papel te apuntan perseverantes,
prendiendo tu sombra inútilmente desechada.
Manto oscuro que borrará tardía la garganta,
con su estruendo de rayo escrito, turbio y seco…

No creíste quizás, que en mi boca habitara tu boca,
que si soy irreal es porque tu así me pensaste,
que lo que somos lo convertí por ti en palabras,
desde el ángulo esquivo y oscuro que me toca.

Miguel F. Martín

Capítulo -Vidas de náufrago [Pasajes de lo advertido]

Editorial - Atlantis (2011)

Indicanos tu Valoración

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp